Defender tus dispositivos de un ataque no es sencillo. Se debe abordar la protección desde distintos frentes con distintos mecanismos de defensa como antivirus/anti-malware, firewall, filtrado Web y de correo, y control de dispositivos. Además, toda protección debe proporcionar defensas adicionales contra amenazas difíciles de detectar, como ataques dirigidos y de día cero. Hasta ahora, las organizaciones informáticas tenían que recurrir a la compra y mantenimiento de productos distintos de diferentes proveedores para defender sus equipos.

El panorama del malware y la seguridad informática ha sufrido un cambio fundamental en volumen y en sofisticación. La aparición de más de 200.000 nuevos virus cada día y la sofisticación de las técnicas de penetración y ocultación de malware ha hecho que las redes empresariales sean más vulnerables que nunca a los ataques dirigidos y de día cero.

Las soluciones tradicionales para la protección de dispositivos resultan eficaces a la hora de bloquear malware conocido mediante el uso de técnicas de detección basadas en ficheros de firmas y algoritmos heurísticos. Sin embargo, no resultan efectivas contra los ataques dirigidos y de día cero, capaces de aprovechar la ‘ventana de oportunidad del malware’: el tiempo que transcurre entre la aparición de un nuevo virus y su neutralización por parte de los proveedores de seguridad.

Un tiempo cada vez mayor, aprovechado por los hackers para introducir virus, ransomware, troyanos y otros tipos de malware avanzado en las empresas. Estas amenazas, cada vez más habituales, podrían encriptar todos tus documentos confidenciales y pedirte una compensación monetaria como chantaje, o simplemente recoger información sensible para espionaje industrial.

Desde EPRESA, como distribuidor de Panda Security, ofrecemos Adaptive Defense 360: es el primer y único producto que combina funciones de protección (EPP) y detección y respuesta en el endpoint (EDR) en una única solución.

Adaptive Defense 360 ofrece seguridad de forma sencilla y centralizada, acciones de remediación, monitorización e informes en tiempo real, protección por perfiles, control centralizado de dispositivos, así como filtrado y monitorización Web. Sin embargo, eso es sólo el principio.

Adaptive Defense ofrece un servicio de detección y respuesta en el endpoint capaz de clasificar cada aplicación de tu organización de forma precisa, permitiendo ejecutar únicamente lo que es lícito.

Las funcionalidades EDR de Panda Adaptive Defense 360 se fundamentan en un modelo de seguridad basado en 3 principios: continua monitorización de las aplicaciones de los puestos y servidores de la empresa, clasificación automática mediante técnicas de Machine Learning en nuestra plataforma Big Data en la nube y, por último, técnicos expertos que analizan aquellas aplicaciones no clasificadas automáticamente, con el fin de conocer el comportamiento de todo aquello que se ejecuta en tu organización.

Attachments:
Download this file (Panda_Adaptive_Defense_360_Solution_brief_SP.PDF)Panda_Adaptive_Defense_360_Solution[Soluciones Adaptive Defense 360]2301 kB

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para encontrar más información, vea nuestra página de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.